Del odio al amor. Cómo aprendí inglés en 4 años.

Del odio al amor. Cómo aprendí inglés en 4 años.

Odiaba el inglés y se me daba mal. Terriblemente mal.  Era probablemente el peor estudiante de inglés durante primaria, ESO y bachillerato. Hasta que llegué a la universidad, dónde decidí empezar a estudiar por mi cuenta. Esto es una historia de como el 1 de enero de 2017 empecé a estudiar Inglés y como a día de hoy, cuatro años después, puedo considerarme una persona con un Inglés fluido.

Primero, empecemos por lo que no estoy afirmando. No estoy afirmando que este sea el mejor método en cuestión de eficiencia, o que sea para todo el mundo. Lo que voy a hacer es explicar como alguien a quien no se le dan bien los idiomas, y no solo esto, sino que odiaba estudiarlos (especialmente el inglés), pudo dar un giro de 180 grados. Además explicaré los pasos que tome y cuáles creo que fueron las claves de mi éxito.

Segundo, voy a continuar diciendo lo que no estoy intentando hacer. No estoy intentando venderte ningún tipo de producto, ya que, como explicaré en este blog, durante mi aprendizaje, no pague ni una sola hora de clases, cursos en línea o algún libro de texto.

Lo que sí que voy a hacer es explicarte paso a paso lo que hice y por qué lo hice. De tal manera que quizás puedas llevarte alguna idea para tu propio camino.

Tienes que tomar una decisión:

Todo empezó con una decisión. “Voy a aprender Inglés”. Pero me di cuenta de que realmente no quería estudiar, a sí que justo eso fue lo que no hice… No “estudié”. Mi única estrategia era exponer mi cerebro a un idioma nuevo y darle tiempo para que lo entendiera. Justo como lo hice con el español cuando era un recién nacido.

Si solo puedes aprender una cosa de este blog, que sea esto

Empieza a mirar el aprender inglés de esta manera. Para que tu cerebro pueda entender Inglés, necesita realizar las conexiones correctas y necesarias, y esto, conlleva tiempo y exposición al idioma. Haz cualquier cosa que te apetezca, pero hazla en inglés, y acabarás aprendiendo.

Es totalmente cierto que ver una clase de ingles es más efectivo que una película aleatoria. Sin embargo, con el tiempo es prácticamente lo mismo. Si estás teniendo problemas de extremo aburrimiento mientras ves una clase, sáltatela, haz algo más divertido. Mira un vídeo sobre tu tema favorito, empieza una serie. Apréndete la letra de esa canción en inglés que tanto te gusta.

En este caso, cantidad es mejor que calidad. Lo que realmente te interesa son horas de exposición. Y cuanto más divertido sea para ti, mejor, porque serás mucho más propenso a seguir estudiando. Teniendo en cuanta que la razón número uno por lo que la gente no aprende inglés es porque no empiezas o dejan poner el esfuerzo diario, si ya has empezado y tu enfoque es hacerlo lo más agradable posible, acabarás aprendiendo inglés.

¿Cómo empecé a aprender inglés?

Ahora explicaré cuáles fueron las etapas por las que pase, para que tengas una idea de que esperarte si empiezas desde cero. Para empezar, el 99% de mi tiempo durante los primeros meses no lo pase con texto en inglés, lo pase con audio + texto, lo que significa vídeos de YouTube en Inglés con subtítulos en Inglés. Lo que buscaba mucho eran las clases más básicas, donde un profesor nativo habla sobre los fundamentos del inglés (siendo la clase en inglés). Y lo gracioso es que entender lo que está diciendo es tan valioso como el contenido de la clase.

Consejo importante: cuando sea el momento de estudiar inglés, no uses español para nada, únicamente para traducir palabras que no entiendas. Todo lo demás tiene que estar en inglés (audio + subtítulos).

Este tipo de videos los seguí usando como mi principal fuente de aprendizaje hasta que podía entender (leyendo los subtítulos en inglés) al rededor del 90% de las frases que el profesor estaba usando. Lo más importante para mí era encontrar contenido que fuera interesante, donde hablen de hechos interesantes acerca del inglés. Era consciente de que estos vídeos no son tan eficaces como una clase pura y dura, pero eran mucho más agradables y divertidos de ver, por lo que podía exponer mi cerebro al inglés durante muchas más horas sin cansarme.

Uno de los siguientes objetivos que tuve fue centrármele en pronunciación y estoy convencido de que fue una gran decisión centrarme en pronunciación tan temprano en mi aprendizaje (cuando llevaba unos treinta días). Y no, no tenía especial interés en sonar como un nativo y tener un acento perfecto, pero entonces “¿por qué estudiaste pronunciación?” Quizás te preguntes. La razón es que estudiar pronunciación mejoró mi capacidad de escuchar masivamente. Al saber como una palabra se pronuncia era capaz de entenderlas una vez las escuchaba, y fue un antes y un después a la hora de comprender el inglés hablado.

Después de un par de meses con YouTube centrándome en lo básico + pronunciación, y haciendo esto durante dos horas al día mínimo. Pude notar una gran diferencia. Volví a uno de los vídeos (lo tendrás al final del blog) que vi el primer día de mi recorrido y podía entender muchísimo más (leyendo los subtítulos). Prácticamente podía entender todo lo que se decía en el vídeo. Esto fue una gran motivación que me ayudo a mantenerme en la rutina.

Consejo: apúntate algún vídeo que viste cuando empezaste de tal manera que puedes volver a él para ver si has mejorado.

Podcasts

Algo por lo que deberías estar ilusionado, es el momento en que puedas escuchar un podcast y que entiendas más o menos lo que se está diciendo. Esto permitirá proporcionarte muchísima exposición al inglés, ya que puedes escuchar podcast haciendo prácticamente cualquier cosa.

Personalmente me centré en intentar entender podcast tan pronto como pude, ya que esto me ayudo a añadir un par de horas de exposición al inglés todos los días. Mientras caminaba, iba al gimnasio, cocinaba, etc.

Mantenlo simple y céntrate en la ejecución

Podría darte muchísimos más detales y estrategias específicas. Pero no lo voy a hacer, porque al fin y al cabo, no importa. Mantenlo simple y enfócate en la ejecución. Prométete a ti mismo que harás media hora, una hora, dos horas (lo que tú elijas) de inglés todos los días y que lo mantendrás divertido.

Ya tienes toda la información que necesitas. Empieza hoy y no mires atrás. Si estás aprendiendo inglés, puedes suscribirte a este blog, ya que todas las semanas subiré un artículo en inglés hablando sobre diferentes temas. ¡Lo que te puede ayudar a conseguir vocabulario y gramática, de hecho puedes echarle un vistazo a este mismo artículo pero en Inglés!

Por último, como muestra de aprecio a aquellas personas apoyan a este blog suscribiéndose gratuitamente. Voy a dejar una lista de “reglas de oro” y pequeños consejos que me fueron muy útiles (suscríbete para tener acceso, están al final de este artículo).